Mis rutas
ornitológicas

Estas son algunas de las rutas ornitológicas que he hecho en alguna ocasión.
Espero poder aportarte ideas para que tú las puedas hacer también.

El Forestal de Villaviciosa de Odón

El Forestal debe su actual grandeza al haber sido el jardín de prácticas de la primera Escuela de Ingenieros de Montes que se creó en España, en 1847. Es uno de los bosques más singulares y hermosos de la Comunidad de Madrid. En él, podemos encontrar multitud de especies de árboles, traídas de otros países incluso. Hoy en día podemos disfrutar todavía de árboles que fueron plantados hace más de un siglo por dicha escuela, algunos de los cuales han alcanzado la categoría de especie singular, por su tamaño y belleza.
El Forestal, está surcado por varios arroyos y un entramado de arroyuelos. Y, ya se sabe, allá donde hay tan exuberante vegetación y agua, habrá animales, y sobre todo aves. No voy a comentar ningún itinerario en concreto, pues en el parque existen infinidad de sendas, veredas, trochas... y las posibilidades son infinitas. Las mejores épocas para ver aves, son finales del invierno, cuando los árboles caducifolios aún están desnudos y nos permiten ver los pájaros que ya empiezan a estar más activos, y la primavera, en plena etapa nupcial, cuando el parque se convierte en un regalo para los oídos: Ruiseñores comunes, carboneros, mirlos, currucas, verdecillos... Todas cantando a la vez. Pero cualquier época puede ser buena, incluso pleno verano, debido a la abundante sombra propiciada por la tupida vegetación. ¿Qué aves podemos ver y escuchar en el parque? Destacan las pequeñas aves, algunas de las cuales ya he mencionado: Ruiseñores comunes, carboneros comunes y garrapinos, herrerillos comunes, petirrojos, verdecillos, mitos... También aves algo más grandes, como mirlos comunes, urracas y palomas torcaces.
Los mochuelos también se dejan ver fácilmente, sobre todo en las zonas más externas, donde hay zonas más abiertas donde poder cazar insectos más fácilmente. En las zonas de las huertas, se pueden ver abejarucos sobrevolándolas y cernícalos. Si echamos un vistazo al cielo, no será difícil ver aguilillas calzadas, ratoneros comunes y muchos milanos negros.
El pico picapinos nos dejará escuchar su tamborileo y su primo el pito real nos dejará escuchar su reclamo mientras se halla escondido en la espesura del bosque. También podemos ver algunos mamíferos como conejos y liebres y, si somos afortunados, ardillas.
Cómo llegar: Desde Madrid, coger la M-506 en Alcorcón. Nada más pasar el kilómetro 4, hay una rotonda que has de cruzar y seguir de frente, y luego debes tomar la primera salida, dejando el Eurocolegio Casvi a la derecha. A partir de aquí, sigue las indicaciones que llevan al Castillos de Villaviciosa. Sigues de frente, hasta llegar la avenida de Madrid. Tomas la avenida de Madrid hacia la izquierda, y continuas hasta llegar al Castillo. Nada más pasarlo, hay una pequeña calle a la derecha, en cuesta, donde puedes aparcar. Ahí está la entrada al parque, en la parte de atrás del Castillo.
Ver mapa más grande

La ría de Aveiro, Portugal


Si eres aficionado a las aves y viajas a menudo por motivos de trabajo, te habrá pasado que, al tener que ir a un sitio que no conoces ni remotamente, habrás tenido que buscar en internet sobre las mejores zonas para ver aves o qué especies te vas a encontrar allí. Ese fue mi caso con Aveiro. Y, ciertamente, no encontré demasiada información. La zona de Aveiro es una zona de rías, en su parte norte y oeste. En el propio casco urbano es posible disfrutar de canales que se encuentran perfectamente integrados en el paisaje de la ciudad. No en vano, Aveiro es conocida como la Venecia de Portugal.
Si nos vamos al asunto ornitológico, todas estas rías son el hábitat ideal de multitud de gaviotas, garzas, limícolas... Aunque no es complicado encontrar una zona encharcada para observar aves, me voy a centrar en las Salinas de Aveiro por su proximidad al casco urbano y su facilidad de acceso. De las zonas que he visitado por aquí, creo que es la mejor. Aunque esto no quiere decir que lo sea, ya que me ha faltado tiempo para hacer una visita más profunda. Esta situada muy cerca de la Universidad y se pueden recorrer en un breve paseo. La mejor hora, es hacerlo por la mañana, pues tendrás el sol de espaldas, sobre todo si vas a sacar fotografías. Si vas por la tarde, podrás adentrarte algo en la ría y en las salinas y tratar de dejar el sol a tu espalda, pero las aves te verán y saldrán huyendo.

Un simple paseo por la zona permite observar sin ninguna dificultad grandes concentraciones de aves. Obviamente, dependiendo de la época del año en que se haga la visita, las especies avistadas pueden ser muy diferentes. Las especies que yo voy a nombrar fueron vistas en el mes de Agosto. Durante mi breve visita, pude observar gaviotas reidoras, gaviotas sombrías, garceta común, garza real, flamenco (La vez que los he visto más cerca estando en libertad. En concreto, un grupo de juveniles), chorlitejos chicos, zarapito trinador, fochas comunes...
En definitiva, si te encuentras por la zona, es un sitio ideal para una breve excursión ornitológica. Las Salinas representan un pequeño espacio en comparación con el resto del territorio encharcado que rodea la ciudad. Si dispones de más tiempo, podrás deambular por las áreas limítrofes a la ciudad y seguro que encontrarás alguna sorpresa. Además, no lejos de allí se encuentra el Parque Natural de las Dunas de Sao Jacinto, de gran importancia por la presencia de aves del cual no te puedo hablar demasiado ya que no lo conozco.

Ver Salinas de Aveiro, Portugal en un mapa más grande

El Soto de las Juntas (Rivas Vaciamadrid, Madrid)


Llamado así porque en este paraje se produce la unión de los ríos Jarama y Manzanares, me parece uno de los mejores enclaves para la observación de aves de Madrid. Pese a su cercanía a la capital, es un sitio bastante tranquilo y suele estar poco frecuentado.
Comienza nuestro recorrido en el aparcamiento que hay a la entrada del paraje. No es un aparcamiento demasiado grande, pero suficiente para los pocos visitantes que recibe la zona. Tomamos el camino que nos adentra hacia la laguna interior. En este camino, nos toparemos con pequeños pajaros como jilgueros, gorriones, buitrones, pardillos, alcaudones, estorninos, mirlos... Seguramente, en los meses primaverales y estivales, nos toparemos con los primeros milanos negros, sin duda alguna los reyes de la zona. También veremos conejos, muchos conejos. Porque en esta zona son muy abundantes.
Después de adentrarnos por el camino, llega un momento en que tenemos que elegir si seguir el camino de la izquierda o el de la derecha. Realmente da igual elegir uno u otro, pues se trata de un camino circular. Cojamos el camino de la izquierda, por ejemplo. Iremos paralelos al río Jarama, que queda a nuestra izquierda. En los grandes árboles que hay en la orilla de enfrente, podremos ver cigüeñas. También será fácil que veamos algún milano negro posado. En los árboles de nuestra orilla, se escuchará en los meses estivales a la oropéndola. También podremos escuchar o ver al mochuelo común. Si nos fijamos en el río Jarama, dependiendo de la época de año se podrán ver patos colorados, ánades azulones, porrones comunes, patos cuchara, calamones, porrones moñudos, zampullines comunes, fochas comunes, gallinetas comunes... Quizás también alguna nutria.
Tampoco será difícil encontrarte con diferentes especies de garzas, como la garza real, la garza imperial, el martinete, la garceta común o la garcilla bueyera, sobrevolando la zona o posadas en algún árbol.
Nos seguimos adentrando en el camino hasta llegar a la laguna que queda entre los 2 ríos. En este lado de la laguna existen 2 observatorios. Desde aquí, se pueden observar diferentes tipos de anátidas, somormujo lavanco, zampullín común, zampullín cuellinegro, focha común, gaviotas reidoras y sombrías... Obviamente, dependiendo de la época del año. Con algo de suerte, podremos observar al martín pescador.
Abandonamos los observatorios y seguimos por el camino paralelo al río. A medida que nos adentramos más, se ven más milanos negros, el rey indiscutible de la zona. En este lugar se produce la mayor concentración de milanos de Madrid. Además, es de los pocos lugares donde los milanos anidan en zonas rocosas, en vez de en árboles, que también lo hace.

Con algo de suerte, se podrán ver aguilillas calzadas en verano. Siguiendo por el camino, llega un momento en que el camino vira hacia la derecha. Esto es porque hemos llegado al punto donde se produce la "junta" de los 2 ríos, esto es, donde el Manzanares desemboca en el Jarama. Aquí el agua se queda remansada debido a que más adelante se encuentra el embalse del Rey. En este punto, a mediados del mes de Agosto, se produce una espectacular concentración de cientos o miles de milanos negros que preparan su viaje migratorio a África. Es uno de los fenómenos naturales más espectaculares que se pueden dar en Madrid. Iniciamos entonces el camino de vuelta, teniendo ahora a la izquierda el río Manzanares. En verano, los avistamientos de milanos son constantes, así como los de conejos, que son continuos. Otra preciosa ave migratoria nos aguarda en este lado del recorrido: El abejaruco. Este pájaro aprovecha el cantil que queda al otro lado de la orilla para anidar, y viene a esta zona junto al río y la laguna para alimentarse de insectos voladores. También veremos golondrinas y aviones comunes. Volvemos a pasar otra vez junto a la laguna. En este lado existe otro observatorio, ideal para la observaciones realizadas por la tarde.
Proseguimos nuestro camino y llegamos al punto donde tuvimos que tomar la decisión de tomar el camino de la izquierda o de la derecha. Habremos dado entonces, la vuelta a la laguna y podemos iniciar el camino de regreso al coche.
Cómo llegar: Desde Madrid, coger la A3 dirección Valencia. Hay que tomar la salida 19, ir por la vía de servicio unos metros y tomar la primera salida a la derecha como para entrar en Rivas-Vaciamadrid cruzando la A3 por encima. No hay que llegar a cruzar, sino que en plena curva, sale un camino a la derecha y existe un cartel de Protección Civil. Hay que salir para por ese camino y, a los pocos metros, coger otro corto camino que sale a la izquierda para entrar en el aparcamiento donde se deja el coche.

El Embalse de Arrocampo


Situado en la provincia de Cáceres, junto a los pueblos de Almaraz y Saucedilla, este embalse nació con la finalidad de refrigerar la cercana Central Nuclear de Almaraz. Para llevar a cabo esta misión, el embalse mantiene un nivel de agua constante durante todo el año y posee una temperatura algo más elevada de lo normal.
Con el tiempo, se ha convertido en un enclave muy especial que alberga muchas especies que son difíciles de ver en otros puntos de la península.

Jalonando el perímetro del embalse, existen 5 observatorios que permiten ver diferentes puntos del mismo y diferentes grupos de especies dependiendo del observatorio donde nos encontremos. También hay 2 diferentes rutas que seguir. Existen caminos de tierra que comunican estos observatorios que pueden ser recorridos a pie y en coche (Recomendable por las distancias).
La cercanía al P.N. de Monfragüe, y el estar rodeado por zonas de cultivo y zonas de dehesa aumentan la riqueza ornitológica de este enclave. La lista de aves directamente relacionadas con el embalse y su entorno cercano es enorme, pero enumero algunas: Garza real, garza imperial, calamón, garcilla bueyera, garcilla cangrejera, cigüeña blanca, aguilucho lagunero, aguila pescadora, pagaza piconegra, alcaudón real, triguero, martinete, cormorán grande, avefría, pechiazul, golondrina común, avión común, andarríos chico, abejaruco, avetoro, focha, gallineta, garceta común, ánade azulón, zampullín común, tarabilla común... También es posible ver otras aves que aunque habitan en otros hábitats pero por su cercanía son observables, como el caso de buitre negro, buitre leonado, alimoche, milano negro, cernícalo vulgar, aguililla calzada, elanio azul...

Cómo llegar: Viniendo desde Madrid por la A-5, hay que tomar la salida 193, la salida de Almaraz (Salida 200 si vienes desde Badajoz o Portugal). Al poco de estar adentrado en el pueblo, a la derecha hay que tomar la carretera CC-17.1 con dirección a Saucedilla. A unos kilómetros, y justo a la entrada del pueblo de Saucedilla, en el margen izquierdo de la carretera, existe un Centro de Interpretación donde te proporcionan las llaves para acceder a los observatorios y donde te podrán dar información sobre las aves de la zona.


Teléfono del Centro de Interpretación: 927544037


Más información: saucedilla@campoaranuelo.org

Grullas en la Dehesa de Moheda Alta (Badajoz)

El invierno supone la época propicia para disfrutar de las grullas en nuestro país. Extremadura es la Comunidad Autónoma que recibe la mayor parte de las grullas que llegan a la Península. Y dentro de esta comunidad, la zona donde se situa la Moheda Alta es donde se produce la mayor concentración. En la localidad de Navalvillar de Pela, existe un parque periurbano donde disfrutar de las grullas con facilidad: La Moheda Alta. Ya yendo por la carretera de acceso al parque, las grullas se agrupan en los márgenes y se ven a placer. Y una vez se llega al recinto, no es complicado encontrarte alguna cerca de la zona de aparcamiento. Pero sobre todo, no dejarás de escucharlas en todo momento mientras dura la visita. Este lugar presenta 3 observatorios donde poder disfrutar de estas y otras aves que también pueden verse por la zona, como el elanio azul, aguilucho cenizo, cigüeña blanca y negra... Existe un centro de interpretación con información de la zona y con información de esta bonita ave. No dejes de visitarlo. Además, existe un albergue en el recinto. Desde el año 2009, se celebra aquí el Festival de la Grullas, desde mediados de Noviembre hasta comienzos de Diciembre, donde aficionados a la ornitología de diversos puntos de la geografía nacional y mundial se acercan para observar el espectáculo que ofrecen miles de grullas juntas. Cómo llegar: Si vienes desde Madrid, debes tomar la A5 hasta el kilómetro 278. Allí tomas la EX-A2 dirección Don Benito/Villanueva de la Serena. Luego hay que tomar la salida 15, N-430 dirección Ciudad Real. Avanza por ella hasta la salida de Obando y Guadalupe. Aquí toma la EX-116. Dejarás Obando a la izquierda y sigues por ella, dirección Guadalupe. Aquí ya empezarás a ver los primeros ejemplares a pie de carretera. Justo en el kilómetro 5 hay una finca a la derecha que tiene una valla de madera. Si vienes desde Badajoz, debes coger la A-5 y desviarte en Torrefresneda para coger la N-430 dirección Ciudad Real. Avanza por ella hasta la salida de Obando y Guadalupe. Aquí toma la EX-116. Dejarás Obando a la izquierda y sigues por ella, dirección Guadalupe. Justo en el kilómetro 5 hay una finca a la derecha que tiene una valla de madera. Al comienzo de la valla, hay un cartel informativo, está el Centro de Interpretación. Te recomiendo hacer una parada y ver la exposición sobre grullas. Si vuelves a salir a la EX-116 y sigues dirección Guadalupe, hay una segunda entrada, al final de la valla de madera, que lleva a 2 observatorios elevados. Aquí podrás disfrutar a placer de las grullas usando la vista y, sobre todo, el oído. Teléfono del Centro de Interpretación: 636 362 047 Más infiormación:http://xtr.extremambiente.es/mohedaalta/index.htm
Ver mapa más grande
video

Humedales del Levante Almeriense (I): Salar de los Canos


24/7/10 - El Salar de los Canos es mi humedal preferido dentro de la zona del Levante Almeriense. Suelo frecuentarlo cada año. Esta gran extensión de agua se encuentra, tristemente, rodeada de urbanizaciones,y presenta unos niveles de degradación elevados, y en aumento año tras año, pero mantiene una gran riqueza faunística y de flora. A pesar de su riqueza, ni las autoridades locales, más preocupadas de poner ladrillo y cemento sobre cualquier metro cuadrado de terreno, ni las autoridades autonómicas, incapaces de gestionar un legado natural tan valioso como el que hay en Andalucía(Como muestra, el abominable hotel del Algarrobico a pocos kilómetros de aquí, todavía en pié) hacen nada por proteger este humedal.

Hecha mi denuncia, centrémonos que la riqueza ornitológica del humedal. A pie de la carretera de Villaricos, existen 2 zonas donde poder parar a disfrutar del mismo a pie de salar. Una es justo en el km 3 de la AL-7107 (Carretera que une Garrucha con Villaricos). En esta zona es posible disfrutar de anades azulones, zampullines comunes, fochas, cigüeñuelas, porrones europeos, chorlitejos chicos, flamencos, garcetas comunes, gaviotas reidoras, charranes comunes, agujas colinegras, andarríos chicos o gallinetas comunes. También podremos disfrutar de lavanderas, blanca y boyera.

El otro punto donde poder disfrutar del Salar a pie del mismo, es en la rotonda que hay frente a un centro Consum. Esta rotonda se encuentra a pocos metros del punto anteriormente descrito. Aquí, podremos ver fochas, gallinetas comunes, zampullines chicos, ánades azulones, porrones comunes, avetorillos comunes, martines pescadores, calamones o malvasía cabeciblanca. Respecto a esta última, es extraordinario que en un humedal tan acosado por el urbanismo sin control se pueda observar a esta preciosa ave, que incluso se reproduce aquí. Lo más extraordinario es que, a pesar de su presencia y reproducción, no se establezca ni una medida de protección del humedal. Impropio de un país que se dice avanzado.

Siguiendo con la descripción de aves que se pueden ver en este punto, es posible ver también garcetas comunes y garcillas cangrejeras levantando el vuelo entre la vegetación, gaviotas, cigüeñuelas y, en la vegetación, pequeños pájaros como buitrones, lavanderas, verderones o mosquiteros. Destaca la facilidad con la que se dejan ver los calamones comunes en este punto.
Si tomas la primera rotonda que hay pasado el kilómetro 3, podrás tener unas vistas desde arriba del humedal, que bien merecen la pena para observar su extensión y belleza.

En definitiva, si estás por la zona y te gustan las aves, te recomiendo la visita. Simplemente por ver la malvasía cabeciblanca, el calamón o el flamenco ya merece la pena. Y, con suerte, el esquivo martín pescador. Es un sitio muy tranquilo en cuanto a visitas de gente, pero, a la vez las aves parecen estar acostumbradas a la presencia de coches, por estar la carretera al lado y puedes llegar con el coche al pie del salar, incluso recorrer parte del perímetro.
Cómo llegar: Saliendo desde Garrucha, tomamos la carretera a Villaricos, AL-7107. Se pasan varias rotondas hasta llegar a la altura del centro comercial Consum. Esa rotonda es buen lugar para hacer la primera parada. Otra parada la puedes hacer un poco más adelante, justo a la altura del km 3. Y si quieres una vista aérea de la zona, sigue hasta la siguiente rotonda y tómala a la izquierda siguiendo la avda. del Salar.

Ver mapa más grande

Las tablas de Daimiel


29/04/10- Las Tablas de Daimiel son uno de los humedales más importantes que alberga nuestro país. En los últimos tiempos, ha sido, desgraciadamente, más noticia por su desastroso estado de desecación que padecía que por cualquier noticia positiva relativa a la biodiversidad que alberga. La sobreexplotación de acuíferos que ha padecido y padece están poniendo en grave riesgo su futuro.
El invierno que acabamos de pasar ha sido extremadamente lluvioso y eso ha propiciado que presente un aspecto excelente. Animado por las noticias positivas sobre su estado actual me animaron a acercarme y, ciertamente, me sorprendió gratamente.
A la entrada del parque, existe un Centro de interpretación donde se puede conseguir información para hacer la visita y se puede ver una exposición sobre el mismo.
Una de las cosas que más me gustó fue una laguna de aclimatación donde se pueden observar a placer especies como el porrón común, el porrón pardo, el tarro blanco, el pato colorado, el ánade rabudo o el porrón bastardo. Y cuando digo a placer, digo a placer, es decir, que las aves se llegan a acercar sorprendentemente tanto, que puedes hacer unas fotos de las mismas a escasos metros.

Saliendo de esta laguna, se pueden seguir hasta 3 ruta la parte del parque que está abierta al público. Estos caminos discurren por las orillas del humedal y por unas pasarelas de madera dispuestas para unir las diferentes islas que se forman cuando el nivel de las aguas sube suficientemente. Durante el paseo, se dejan ver mínimamente gran cantidad de aves que viven en los carrizales como carriceros, mosquiteros o la buscarla unicolor. De entre las aves acuáticas, las fochas, los ánades azulones, los patos colorados son vistos con facilidad. De entre las garzas, la imperial, la garceta grande o el avetorillo tienen su representación. En invierno, destacan las grullas, como ave más característica. El aguilucho lagunero se dejará ver con total seguridad. Más esquivo será el martín pescador, también presente en el parque. Ruiseñores y papamoscas son otras especies que se dejan ver y oir en el parque.
Aves aparte, el galápago europeo se deja ver tomando el sol y las culebras viperinas se dan un festín con las primeras puestas de los peces con la llegada de temperaturas más benignas. En cuanto a los mamíferos, el más emblemático es la nutria. También son constantes los rastros de jabalies y de zorros.
En definitiva, un sitio más que recomendable, sobre todo esta primavera, ya que el parque tiene mucha agua, antes de que llegue la época estival.
Cómo llegar: Desde Madrid, se llega por la A-4. Hay que tomar la salida 136 y coger la N-420 en dirección Ciudad Real/Daimiel. Continuar hasta llegar a Daimiel. Una vez llegas a Daimiel, puedes atravesar el pueblo hasta encontrar las indicaciones que llevan al parque. Sales del pueblo y tomas la estrecha carretera asfaltada que te lleva hasta el Centro de interpretación.
Teléfono del centro de interpretación: 926 69 31 18
Más información: http://www.lastablasdedaimiel.com


Ver mapa más grande